12 maio 2006

Hooligans

Siempre he creído una de las cosas que no suele fallar en una democracia es que los representantes suelen ser fiel reflejo de sus representados y viceversa. Espero que lo de ayer no sea así, y que los ciudadanos de las españas no sean responsables de este tipo de espectáculos. Aunque, estoy seguro de que si los derechos de emisión en TV de los debates parlamentarios se vendiesen, la cosa sería aún peor, ya que está consolidado el modelo de que a mayor bronca, mayor audiencia.
El acto de Pujalte y los hooligans radicales del PP burlándose y faltándole al respeto, ni más ni menos, que del Presidente de la Cámara Baja, es intolerable. Al igual que también es intolerable una detención ilegal, y por eso los culpables fueron condenados y dimitió el delegado del gobierno de Madrid. Y también es intolerable que dos personas pilladas in fraganti intentando agredir a un ministro queden sin castigo, sin ni siquiera una simple multa.
Lo de Fernández de la Vega y sus doscientas amiguitas de cena es una burla, una estupidez y una tomadura de pelo, pero no es comparable a la agresión y descrédito al que someten continuamente a las instituciones del Estado los radicales (muchos, no olvidemos, progolpistas) del PP. Nadie se libra de su furia, sólo el rey, que no dice ni pío. Por qué será.

2 comentarios:

Amalia dixo...

Eso, ¿Por qué?

Verme Guilherme dixo...

No lo sé. Pero supongo que no será por no meter a la corona en fregaos en los que pueda parecer que toma partido, ya que, cuando el gobierno actual tiene intentado introducir el debate de la reforma constitucional en la sociedad, en seguida ha salido su majestad a defender lo suyo. Zapatero se tiene definido como republicano, así que supongo que el Borbón tendrá claro de qué lado está.
Espero que a la III vaya la vencida.