01 maio 2006

Detalles a las 5 de la tarde

Mi madre, que es sabia, dice que de entre las cosas que nunca le podrá perdonar a la dictadura franquista está el que le impidiera conocer a Federico García Lorca hasta estar ya bien metida en la treintena. No es de extrañar, sin embargo, que el gobierno de catetos que estuvo rigiendo los destinos de España durante 40 años, el gobierno que culminó el golpe de Estado del 36 reinstaurando la monarquía, le negara tanto la vida como la existencia al más grande de los poetas españoles. No se hizo la miel para la boca del asno.
Claro que también puede ser que nunca leyesen correctamente un poema de Lorca, lo cual sería una disculpa, porque realmente hay una gran diferencia entre estas 5 de la tarde, y estas otras (recitado por Fernando Fernán-Gómez) .
Y es que una cosa es leer lo que está escrito, y otra muy distinta interpretar lo que se cuenta, la verdadera razón de ser de la poesía. Es en la apreciación de los detalles, de los matices y de los sentimientos donde residen el arte y la belleza. El resto es sólo una cuestión formal.

5 comentarios:

Amalia dixo...

En general, no me gusta la poesía leída en voz alta.
Tu madre -mujer de exclente gusto- tiene motivos sobrados para quejarse: Lorca es insuperable.

Anónimo dixo...

Que fuerte que llegue la gangrena a las 5 de la tarde. Ya en serio. Si el arte y la belleza se encierran en lo que dices, ¿Por eso triunfan las películas de grandes libros, por la capacidad de representar a los personajes como los imaginábamos? Por ejemplo, "El Señor de los Anillos", es que el tal Gollum, es como yo me lo imaginaba, los demás no tanto, pero Gollum....

Verme Guilherme dixo...

Amalia, a me gusta según quién la lea. Hay gente que recita muy pero que muy bien. Es el caso, para mi, de Fernando Fernán Gómez o de los difuntos Agustín González y Lola Flores. Ésta, la Lola, fue la que siendo niño me hizo apreciar la poesía por primera vez.
Anónimo, el arte y la belleza seguramente no se encierran en lo que yo digo ni en lo que hace triunfar a las grandes películas sobre libros no siempre grandes, sea ésto lo que sea. El arte y la belleza no se encierran, se aprecian o no se aprecian. Por cierto no me gustó el Señor de los Anillos, ni el libro ni la película... si ya sé ... soy rarito.

Amalia dixo...

Tienes razón, hay algunos muy buenos, pero son pocos. Siempre recuerdo que me gustaban más los versos de Alberti cuando no los leía él.

capi dixo...

Lapsus, mal usada la palabra "encierran", mea culpa